¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

El secreto de las mujeres emprendedoras

por / Martes, 10 Noviembre 2015 / Publicado enBLOG, NOVEDADES
Mujeres emprendedoras

La mujer se ha convertido en protagonista del siglo XXI

Sus condiciones creativas y capacidad para gestionar demuestran claramente que superó la etapa de actriz de reparto que inmerecidamente se le asignó durante mucho tiempo en el universo empresarial.

Mujeres emprendedoras

Mujeres emprendedoras

La gran dificultad es que muchas no lo saben, otras no se animan y algunas necesitan sentirse más seguras de sí mismas antes de dar el primer paso hacia su independencia económica.

Te contamos todos los secretos a tener en cuenta, para estimularte a que te animes a hacerlo.

  • Dar el primer paso no es para cualquiera. Todos no pueden jugar bien al padel  o pintar bien un cuadro. Requiere de una actitud y una personalidad emprendedora.
  • La dependencia es casi un gran útero materno (le da tranquilidad, estabilidad, asignación universal por hijo, vacaciones pagas) y el emprendimiento es un abismo. No importa la edad que se tenga; lo primero, que tiene que preguntarse en el fuero íntimo es: ¡quiero depender o emprender? Esto es muy importante porque la mujer tiene una característica, casi antropológicamente en sus genes, y es que necesita de la contención y la seguridad. Emprender es lidiar con la incertidumbre a su máxima expresión. Hay que tener una espalda muy fuerte para poder resistir los fracasos que son el camino del éxito.
  • Fundamental: capacitarse y aprender, sobre el negocio que se emprende, el contexto exterior (socio – económico) de nuestro país. En el mundo muchos creen que la inteligencia es la que te permite hacer todo, pero es un error. Cuando uno dice en la familia o a los amigos “voy a emprender o tengo una idea”, suele recibir: ¡Que grande! o ¡Tené cuidado! o ¡Dale para adelante! o ¡No sabes lo que estás diciendo! o ¡Si hubiera más gente así! Esas personas aplaudidas socialmente, el día que triunfa, se convierte en un empresario y curiosamente, en enemigo público de la sociedad. Entonces, hay que saber aguantar la presión social de los que ayer te aplaudían y hoy te dicen: ¡Vos la juntas en pala! ¡Te la llevas de arriba!. Esto es muy difícil para una mujer.. Hay que tener capacidad de riesgo, formarse, aguantar la presión social tanto femenina como masculina, con el agregado de un mundo machista en lo empresarial.
  • Los hombres se resisten naturalmente, a que asciendan porque su posición de gallo a quedado desplumada. Ponen barreras. Basta ver lo que es una foto de la Unión Industrial o de las cámaras empresariales para encontrar mujeres a cuentagotas. Sin embargo, ese es el final de un camino y la mujer tiene que saber que no se llega de un momento a otro: tiene que experimentar.
  •  El éxito no es lineal. Mujeres les digo: “Empezá por el primer paso” Una emprendedora es aquella que es hacedora, hay que arriesgarse aunque el plan esté inmaduro.
  • Con pasión se sigue adelante. Si no hay, es algo etéreo. No es una cosa intelectual. Forma parte de la inteligencia emocional por eso un emprendedor es intuitivo y corajudo. Muchas veces hay que ir contra la corriente y tener por lo menos la sensación que quiere, al final de su vida, haber dejado una huella. Las mujeres somos geniales para esto, no queremos pasar a escondidas por el mundo.
  • Innovar para crecer. Las mujeres tienen la capacidad de mostrar su fortaleza y ocultar las debilidades. Siempre me gusto esto de transgredir y no seguir la multitud. Todo lo que hace todo el mundo no me motiva ni enciende mi pasión. Seguro no es el único camino, es el que aprendí y sugiero. Eso lo va ser diferente y no estar simplemente copiando del resto. Pueden tener 4 o 5 prioridades al mismo tiempo y asignar la misma capacidad y eficiencia. Esta es una condición que lo hombres no tiene y deberían sacarse el sombrero por ello. A veces el aburrirnos rápidamente de lo que hacemos, favorece,, es la clave del crecimiento del negocio porque innovas, cambias. Cuando triunfen todos los que las criticaban las van a halagar. ¡Porque? Porque todos quieren ser amigos del campeón.
  • No se puede emprender, sin equilibrio emocional. Si la mujer tiene claro su objetivo, va a estar equilibrada aunque tenga un coro de gallos cacareando a su alrededor. El equilibrio tiene que ver con los valores. Lo importante es ester bien plantada para no sabotearse y abandonar el proyecto.
  • Si la subjetividad se infiltra en el liderazgo. Hay que frenarla para tratar de ser objetiva. No se puede elegir a colaboradores condicionada por prejuicios religiosos, sexuales, políticos o de nacionalidad. Como tampoco elegir de acuerdo a afectos, sentimientos, empatía, relaciones personales y obligaciones familiares. La gestión empresarial debe ser objetiva para que las relaciones que se construyan no sean desvirtuadas por la imparcialidad y neutralidad. Esto se logra con un cierto aislamiento y soledad. NO todas están preparadas para soportarlo.
  • El gran secreto es comenzar. La mujer tiene su momento más importante, pero debe saber que eso no es para siempre. Hay una tendencia mundial que debe ser aprovechada. ¡Cómo permanecer en este rol? Mostrado y haciendo. Va a haber mujeres que se destaquen y otras que no tanto.

Es hora, hay que comenzar a SER… Ese es el gran SECRETO.

4 Respuestas a “El secreto de las mujeres emprendedoras”

  1. Carolina dice: Responder

    Muy bueno. Hay q animarse….. me cuesta bastante

  2. viviana dice: Responder

    hermosooooo…. y tal cual gracias x compartirlo sos una geniaaaa

    • Makeover Lab dice: Responder

      Nos cuesta pero llegamos hasta donde queremos.. con esfuerzo y metas firmes siempre llegamos! Muchas gracias a vos por leerlo!!!! Saludos

Deja un comentario

SUBIR